La aventura de vivir comienza hoy,

Igual que ha empezado el mañana.

En el eterno futuro del presente,

El amor es quien a mí me llama.

 

Así como me llama el pasado,

El futuro, también a mí me aclama.

Y los reúno a todos en presente,

Para sentir a fondo al que ama.

 

Para vivir en un solo instante,

La eternidad, más allá del infinito.

Y entregarme, triunfante, a su abrazo.

Y comulgar con Dios hasta estar ahíto.

 

Y comprender, más allá de toda duda,

Que la verdad tan sólo es un mito.

Pues la verdad, está en el infinito.

Y es allá donde amar a ti te invito.

 

Ya que el amor no tiene un principio.

Tampoco acto medio o final.

El amor en sí es algo tan eterno,

Como Dios en su eterno pedestal.

 

El amor encierra los tres tiempos.

Y el amor en sí es algo elemental.

Y también AMAR es tan profundo,

Que el fondo es imposible de alcanzar.

 

Y no pocos han creído alcanzarlo,

Y no pocos lo han querido explicar.

Pero amar no requiere explicaciones.

Amar tan solo exige un actuar.

 

Y el actuar, siempre aquí y ahora.

Sin pensar en un futuro y pasado.

Pues quien ama no mide su entrega,

En las veces que su amor ha entregado.

 

Y tampoco uno ama a futuro.

Pues el futuro no existe hoy, ahora.

El ahora, es un envase eterno.

Y requiere ser llenado sin demora.

 

Así que hoy reúno los tres tiempos.

Y los convierto en perpetuo AHORA,

Para llenarlo de buenos sentimientos,

Y amar y amarte sin demora.

 

Jueves, Noviembre 09 de 2017

Joomla templates by a4joomla